Francisca, abogada.

Definitivamente este año se ha pasado volando y ha sido mucho los cambios que habido en mi vida, en todo los sentidos. Desde tanto los físicos como los interiores y las relaciones interpersonales. Comparativamente hablando, hace un año atrás era una lacra de persona; me quería tan poco que en verdad me importaba poco o nada lo que me pasara o pasaba a la gente a mi alrededor. Por aquí comienza el proceso de reparaciones. En que durante este año, poco a poco me he ido aprendiendo a querer y aceptar como soy y en reparar todo los daños que me hice a mi, a mi familia y amigos. Si hablo de los daños que me hice a mí, están tanto los físicos como los psicológicos. Respecto a lo físico, todo lo que engordé, evidentemente toda la neuronas dañadas, lo que implica que mis capacidades cognoscitivas, de aprendizaje, habla, memoria, para comunicarme, entre otras, se vieron sumamente afectadas. Además de los daños en el tabique, en el estómago por el exceso consumo de alcohol, hígado y todo lo que respecta en la apariencia física, como mi piel, el pelo, etc. Sobre los daños Psicológicos, está claro que me hice mucho daño, durante muchos años, antes de caer en la adicción que me hizo terminar acá. Pero está claro que el consumo de drogas, en el nivel que lo hacía, hizo que terminara con una depresión que me tenía con un gran desapego a la vida; además con un autoestima por el suelo, y por lo tanto queriendome muy poco. El daño que le causé a mi familia, el dolor de tener que asumir que tienen un familiar que está en las drogas. En asumir que evidentemente hay factores de la relación familiar que llevan a un hijo a caer en las drogas… en mí caso principalmente la falta de comunicación con mis padres. En relación a las amistades, el daño que le hice a mucha gente. Es increíble como la droga cambia a la gente, y afecta en las relaciones interpersonales de todo tipo… a mi me impresiona como influyó en la relación con mis amigos. Y como pude hacer pedazos a algunos, cuando a veces lo único que querían era ayudarme … es impresionante como perdí amigos que valían la pena por andar metida en drogas. En relación a las reparaciones, está claro que todo ha comenzado por mí, el aprender a quererme y aceptarme como soy, el estar mejor conmigo misma, me ha ayudado a reparar y ha acercarme a toda esa gente que alejé de mi durante mucho tiempo. Respecto a los daños físicos, está a la vista el cambio… en lo intelectual, el proceso ha sido más lento, pero al estar limpia, he notado que mis capacidades , intelectuales se han ido recobrando… lo mismo en lo exterior… he logrado ir bajando de peso, mejora mi cutis, mi pelo y lo más importante, en el aspecto psicológico he ido recobrando mi autoestima y he vuelto a creer en mí. Respecto a mi familia, está claro que ha habido un gran cambio, sobre todo en la relación con mi mamá. Se puede decir que finalmente tenemos una relación. Pasamos de una comunicación nula a tener una comunicación cada día mejor … encontrando en mi mamá además de una madre, una buena amiga. Con mi hermana lo mismo … nunca nos habíamos llevado muy bien; ahora todo esto nos ha acercado más que nunca. Bueno, esto desgraciadamente no ha pasado con mi papá, por un tema de distancia, pero me siento conforme de haber recobrado a mi mamá. En relación a los amigos, me he dedicado a tratar de demostrarle a todos los que alejé de mi vida durante esos dos años, que los quiero, que me importan y que yo estaba mal … a pedir disculpas por los daños y recobrar a esa gente que aparté por no pensar… los buenos y verdaderos amigos han vuelto. Los recobré y han entendido y están ahora ayudándome. Y bueno, principalmente eso. La idea es seguir igual y mejor. Seguir por el mismo camino y con la misma fuerza que me ha mantenido sin recaídas hasta el día de hoy. Mantenerme estable, y finalmente poder hacer una vida normal, sin altos y bajos.
2014-01-09T21:32:14+00:00
“Definitivamente este año se ha pasado volando y ha sido mucho los cambios que habido en mi vida, en todo los sentidos. Desde tanto los físicos como los interiores y las relaciones interpersonales. Comparativamente hablando, hace un año atrás era una lacra de persona; me quería tan poco que en verdad me importaba poco o nada lo que me pasara o pasaba a la gente a mi alrededor”